TURISMO ROMANTICO Y DE EPOCASOMOS EXPERTOS EN AMOR.

SOMOS LOS ORGINALES !

Home Teatros y Bibliotecas Bibliotecas Biblioteca Nacional de Colombia

Biblioteca Nacional de Colombia

E-mail Imprimir PDF

Biblioteca Nacional de Colombia

Patrimonio Bibliográfico
Biblioteca Nacional es un espacio en donde se recopila, salva y divulga el patrimonio bibliográfico de una Nación. La Biblioteca Nacional de Colombia está ubicada en el costado suroriental del parque de la Independencia en el Distrito Capital. Abrió sus puertas el 20 de julio de 1938 cuando su director era Daniel Samper Ortega, con el diseño arquitectónico de Alberto Wills Ferro con modificaciones de la Dirección de Edificios Nacionales, dirigida por Eusebio Santamaría y Pablo de la Cruz.

La Biblioteca durante 20 años fue parte del Parque de la Independencia, el lugar de su construcción fue elegido por condiciones óptimas de luz y silencio, ideales para los lectores. Pero en 1958 se acordó la construcción de la Avenida 26, que trajo consigo el sacrificio de parte importante del Parque y lo separo para siempre de la Biblioteca Nacional. Sin embargo la obra era de vital importancia para Bogotá porque tenía pocas vías de comunicación entre occidente y oriente.

Daniel Samper Ortega restaurador del bien patrimonial tangible e intangible de la Biblioteca Nacional de Colombia fue un personaje de admirable diligencia, encargado de conseguir los recursos y el terreno adecuado para un edificio que garantizara la conservación de material documental y bibliográfico de la Nación. Labor que desarrollo durante su tiempo de director desde 1931 hasta el 1938, con la obtención de avances significativos y sin precedentes en la Biblioteca. Entre estos la oficina de canjes, el sistema de clasificación universal dewey. El mismo Samper Ortega se documenta en el tema de legaciones internacionales de Bibliotecas Nacionales, solicita información en los consulados respecto al tema de Bibliotecas Nacionales entre otros. 

La estructura física de la Biblioteca se debe en gran medida a Alberto Wills Ferro, que presento la idea como tesis de grado de Arquitectura en la UNAL en 1932. El edificio contemplaba planos de arquitectura española y contaba con los requerimientos adecuados de un futuro Monumento Nacional. Sin embargo se modifico en cuanto a estructura y ornamentación por la Dirección de Edificios Nacionales, se le añadió a los planos forjas de hierro en ventanas de colores. La biblioteca fue construida al mejor estilo Art Deco, estilo popular por la época en la arquitectura mundial. El color de la fachada correspondió al amarillo desierto.

El edificio se erigió con imponencia usando una amalgama de estilos entre los que se destaca la solidez de las formas y la elegancia de la estructura. En la arquitectura interior en la parte central del edificio se alza una Lucerna, concebida originalmente para iluminar la sala general de lectura, se dice que este lugar de emisión solar fue inspirado en la Lucerna de la biblioteca del congreso de Washington. En 1977, se reubicaron varios partes de la Biblioteca con motivo de su bicentenario, esta labor estuvo a cargo del arquitecto Jaques Mosseri.

El inmueble de la Biblioteca Nacional fue sede de instituciones culturales como el Instituto Caro y Cuervo, La Real Academia Española de la Lengua, el Instituto de Cultura Hispánica, el Archivo General de la Nación e Inravisión. La Biblioteca Nacional fue pionera en la radiodifusión educativa, pues en sus instalaciones funciono la emisora HJN durante un año y medio o dos, que se considera la primera emisora de la radiodifusión didáctica en Colombia, antecesora a la Radiodifusora Nacional.

El último de los huéspedes en marcharse de las instalaciones fue Inravisión que se estableció en los sótanos de la Biblioteca por cuatro décadas, a posteriori  con los espacios que quedaron disponibles se instauró un centro cultural que tiene por composición: el Auditorio Germán Arciniegas para 160 personas, la librería bautizada el Mosaico y un mezzanine que sirvió para la ampliación de la hemeroteca y la sala de exposiciones Gregorio Vázquez de Arce y Ceballos.

La Biblioteca está conformada por dos sótanos, cuatro pisos y una cúpula, tiene tres salas de lectura, la Sala general de lectura o sala principal recibe el nombre de Sala Daniel Samper Ortega, la Hemeroteca Manuel del Socorro Rodríguez, dos salas del Fondo Antiguo y un centro de documentación musical, es una biblioteca documentada en temas musicales, dos auditorios el auditorio Gregorio Vázquez de Arce y Ceballos y el Auditorio Aurelio Arturo que se usa como sala de música y exposiciones.

Contra la desaparición
Esta historia comenzó con la expropiación de bienes  a los jesuitas en 1677 y de su posterior expulsión de América por orden de Carlos III que entre otras cosas durante su mandato impuso el despotismo ilustrado que garantizaba la autoridad real por encima de otros como la iglesia o el pueblo. Para administrar los bienes expropiados se creó la junta de temporalidades encabezada por el fiscal de la Real Audiencia Francisco Antonio de Moreno y Escandón, quien propuso la creación de una Biblioteca con el capital embargado a los religiosos. La Biblioteca en mención diez años después se abriría al público con el nombre de  Real Biblioteca Pública, en Santafé de Bogotá.

El 9 de enero de 1977 se abrió en una casona del Colegio de San Bartolomé actual Palacio de San Carlos, la Biblioteca Real Publica, con la aprobación del virrey de la Nueva Granada el marqués Manuel de Guirior. Entre los años de 1823-24 la Biblioteca cambio de sede y se traslado al Edificio de las Aulas (que sirve hoy al Museo de Arte Colonial). Es conocido que las dos primeras sedes de la Biblioteca estaban colmadas por deficiencias mayúsculas

Hay una particularidad interesante en la genealogía de los directores de la Biblioteca, ellos sean destacados por restaurar y mantener la cultura e historia de la Nación compilando materiales en un principio bibliográficos y a posteriori en diferentes formatos. La futura Biblioteca Nacional entre 1790 – 1819, es dirigida por el cubano Manuel del Socorro Rodríguez, quien en complicidad con el virrey Espeleta, fundan en Bogotá el primer periódico del Nuevo Reino de Granada, y son acreedores de recibir la consideración de padres del periodismo en Colombia.

La Biblioteca durante su pasado y presente ha sido visitada por personalidades de la Historia Patria, entre ellos Francisco de Paula Santander, Rufino José Cuervo, Marco Fidel Suárez, Miguel Antonio Caro, José Celestino Mutis y sus discípulos de la expedición Botánica asimismo personajes de la vida cultural contemporánea, como el poeta Álvaro Rodríguez que en el presente se encarga de la divulgación cultural de la Biblioteca Nacional. Este edificio constituye una zona fértil que conserva la memoria nacional de momentos anteriores al grito de la independencia.

Colecciones Patrimoniales
Las colecciones de la Biblioteca Nacional están formadas por los incunables, libros de importancia universal, generalmente son de carácter religiosos o moral. Los manuscritos apéndice de la colección de raros y curiosos, son materia prima para investigaciones generales. Hacen parte de la Biblioteca también los fondos especiales de origen provenientes de Bibliotecas particulares que pertenecieron a personajes de la vida nacional. Otra de las colecciones corresponde al de las Naciones Unidas donde se compilan los comunicados, conferencias y publicaciones de la OEA y las Naciones Unidas y sus órganos agregados. Por supuesto en la Biblioteca Nacional de Colombia hay una colección de audiovisuales  que reúnen todos los formatos de medios audiovisuales que existieron y continúan en circulación (casetes, discos compactos, fotografías, videos, CD-ROM, cintas, diapositivas long player entre otros) que involucran de numerosos temas de una amplia gama de disciplinas .En los últimos años esta colección  ha ido en aumento por motivos de la digitalización de documentos, que por su fragilidad deben ser guardados y presentados en microfilm con el fin de prolongar su existencia.

El número de los libros que ocupan la Biblioteca no está determinado, hay alrededor de tres millones de ítems, y con seguridad muchos de los libros se escapan de los censos oficiales de los funcionarios de la Biblioteca porque no hay espacio suficiente para su ubicación. A la par de la historia y los años se perpetua la construcción de  las Bibliotecas Nacionales, son tan importantes que solo hay una por país, y “su labor misional es preservar, recopilar, y difundir el patrimonio bibliográfico y documental en cualquier tipo de soporte y  con estos la inclusión de avances tecnológicos” en cada país.

Corredor Cultural.
La Biblioteca Nacional de Colombia tiene una excelente ubicación y es parte de uno de los pocos corredores culturales de la capital, pues sus límites así lo demuestran, en la parte occidental inmediata colinda con el Museo de Arte Moderno (MAMBO), en el sector suroccidental se encuentra la Cinemateca Distrital, el Teatro Jorge Eliecer Gaitán, en la parte norte se une con un puente peatonal que se dirige al parque de la Independencia  y el Planetario Distrital, donde funciona la galería de arte Santafé, en su frente contiguo esta los cines del Embajador, en la parte oriental y suroriental es próximo  a la Universidad Central, la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano, el Museo del Mar, el Teatro Faenza, la Sala Fundadores. En dirección nororiental están los barrios del Bosque Izquierdo y la Macarena, la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Por otra parte está cercado por importantes vías de la capital como la carrera séptima, la avenida 26 y la circunvalar.

Este corredor cultural se ha trasformado con el tiempo dentro y fuera del Patrimonio Nacional bibliográfico. En este punto es importante nombrar la trasformación arquitectónica de la ciudad, la distribución del espacio público externo e interno, desde la fundación de la Biblioteca ha mutado significativamente reinterpretando sus espacios que aluden a nuevos comportamientos en la práctica de la lectura, cambios generacionales es decir los nuevos visitantes de la Biblioteca, y por supuesto los avances y las transferencias tecnológicas de la Biblioteca, polémicas pero necesarias, y provocadas por el transcurrir de los años. Hoy en día son comunes la microfilmación y digitalización de documentos que por motivos de fragilidad salen de circulación entre el público.
Las nuevas formas de lectura en Bibliotecas generan dinámicas y suscitan polémicas, la lectura en microfilm cambia la posición del cuerpo en el momento de leer y extiende el campo visual, pone en igualdad de condiciones a los ojos y las manos, hay nuevos ruidos se permiten otra clase de lectura. A futuro los asistentes de la Biblioteca Nacional nos preocupamos pensando en el día en que ya no se presten libros al público, pero los encargados de restauración aumentaran las labores de la conservación bibliográfica nacional.

Datos curiosos:
+La biblioteca nacional es cabeza de la red de Bibliotecas públicas de país, y pionera del plan nacional de lectura en Bibliotecas.
+Los terrenos de la Biblioteca Nacional en la época de la colonia se conocían como la Burburata, donde fue construido San Diego, y en el momento previo a su construcción pertenecían a un Señor de apellido Izquierdo, de este quedo como recuerdo uno de los más hermosos barrios de Bogotá vecino de la Biblioteca Nacional.
+Mosaico es el nombre de la librería de la Biblioteca Nacional en honor a una tertulia literaria muy importante de finales del siglo XIX, en la que participaban escritores costumbristas.
+Los libros incunables son aquellos que fueron impresos hacia 1500, el término fue inventado por Sr Cornelius
+Senderos es la publicación oficial de la Biblioteca nacional, es creada por Daniel Samper Ortega, se publican 23 números, durante su administración, se deja de publicar por una época y es retomada en  1973 con en el numero  24, el ultimo numero es del año 2005, y ahora se piensa su publicación por medios electrónicos
El edificio y las colecciones son Patrimonio Nacional desde el 24 de febrero de 1975
+La Biblioteca Nacional de Chile tiene el mismo origen de la Biblioteca Nacional Colombiana, con la confiscación de bienes a los jesuitas. El edificio de las aulas cuando era sede de la Biblioteca Nacional sirvió como cuartel de y prisión de Francisco de Paula Santander
+Pineda fue un militar, que alcanzo el grado de Coronel del siglo XIX que a lo largo de su periplo por Colombia recopilaba documentos efímeros, como periódicos locales, papeles, y es uno de los fondos más ricos a nivel bibliográfico
Álvaro Rodríguez Literato entro a la biblioteca nacional para una investigación de libros con el ministerio de cultura, Colcultura entidad estatal que paso hace 11 años ministerio de cultura donde el trabajo en la parte de edición de libros, en la biblioteca nacional se ha encargado de la investigación y en primara instancia entro por un libro que se pensaba publicar hace 20 años sobre Bogotá por los 450 años, el libro se quedo en proyecto.

 
Banner